Cómo ser buenos padres – Como vivir en plenitud

44
Cómo ser buenos padres - Como vivir en plenitud
6 en Punto canal de telegram

Los padres tenemos un hilo invisible que nos une a nuestros hijos, nunca, dejamos de ser padres, aun después de muertos seguimos siendo padres, eso no se puede cambiar, piensen y verán, si mi madre muere, no va a llegar otra, ella sigue siendo mi madre y m e dejó seguramente huellas, herencias, igualmente nosotros, así que ni piensen en que si sus hijos son mayores de edad ya estuvo, ya cumplieron, ya se deshicieron de ellos. El hilo invisible va extendiéndose, claro con la edad, la distancia, las experiencias, pero está ahí.

Los valores no pasan de moda, quizás el modo y el contexto sí, hoy vivimos en el mundo de la tecnología, es inevitable que nuestros hijos tengan acceso a ello, más vale entender que es así, de lo que hay que estar pendiente es cuánto tiempo y dinero le dedicamos a esas cosas, que cuesta menos trabajo entretener a un niño con una Tablet que jugar o salir en bicicleta, hay que tener mucha energía para cuidar niños y si no estamos dispuestos, no hay que tenerlos.

El contexto, en un mundo tan violento, hoy ningún amor es suficiente, cuando digo esto es “escucha”, “cercanía”, “comprensión”, “tolerancia”, “paciencia”, “constancia”, una buena madre o un buen padre no se da por vencido ante una situación, no podemos pen sar que a nosotros nos educaron de tal manera y entonces así le vamos a hacer, no es que esté bien o mal, quizás a nosotros nos funcionó para algo, nos hizo fuertes, tuvimos que trabajar para salir adelante, pero hoy no es lo mismo, vamos a ver un ejemplo de esto para aterrizar este asunto: antes la máxima preocupación de una madre o un padre es que su hija saliera embarazada o se fuera con el novio, hoy la preocupación es que no la maten, que no la secuestren, que no la desaparezcan.

Suscribete da click en la campanita

Hay algo que yo le llamo el lugar, yo puedo disciplinar desde el “amor” y ese es el lugar, puedo disciplinar desde “el coraje” o la frustración, o el miedo y si no me doy cuenta de ese lugar “que es un sentimiento” lo más seguro es que mis acciones sean contraproducentes. Si desde mi frustración le pongo límites a mi hijo de dieciocho años porque llega tarde a la casa, lo más seguro es que no le importen mis regaños, lo voy a provocar y luego va a tener una razón para revelarse. Pero qué tal si lo hago desde el amor, limites amoroso, “me preocupa que estés tarde en qué tal si lo hago desde el amor, limites amoroso, “me preocupa que estés tarde en la calle”, me da miedo que te pase algo y yo no esté ahí para apoyarte. la calle”, me da miedo que te pase algo y yo no esté ahí para apoyarte.

Jamás se termina de educar, porque nuestro rol de padre o madre no cambia, no somos padres y luego primos y cuates, pero pero ¿podemos ser amigos de nuestros hijos?, ¿Cuál es el punto medio? En nuestras familias tendemos a jerarquizar como si el padre o la madre fueran los jefes y los demás los peones o los subordinados, no está bien ni mal son modelos, pero hay que recordar que los peones se pueden revelar y ¿acaso estaremos listos para manejar eso?

Jamás se termina de educar, porque nuestro rol de padre o madre no cambia, no somos padres y luego primos y cuates, pero ¿podemos ser amigos de nuestros hijos?, ¿Cuál es el punto medio? En nuestras familias tendemos a jerarquizar como si el padre o la madre fueran los jefes y los demás los peones o los subordinados, no está bien ni mal son modelos, pero hay que recordar que los peones se pueden revelar y ¿acaso estaremos listos para manejar eso? La respuesta es que debemos tener las mismas características que tiene los amigos, escucha, camarería, disposición, diversión, compañía, tiempo; entendiendo que somos sus padres y los amigos pasan y se van y nosotros no, los amigos traicionan y nosotros no, a los que más les interesa el bienestar de nuestros hijos, a los amigos no.

Los voy a dejar con una frase muy profunda y revisen cómo se sienten al escucharla, Nuestros hijos son nuestros maestros, nos enseñan cómo educar.

Resumen
Cómo ser buenos padres - Como vivir en plenitud
Nombre del artículo
Cómo ser buenos padres - Como vivir en plenitud
Descripción
Si desde mi frustración le pongo límites a mi hijo de dieciocho años porque llega tarde a la casa, lo más seguro es que no le importen mis regaños
6enpunto.mx
6enpunto.mx
Suscribete da click en la campanita

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.