Hace tiempo dejé de regalar dinero en la calle – Por Omar Castrejón

376
Omar Castrejón
6 en Punto canal de telegram

Hace tiempo decidí dejar de regalar dinero en la calle, eso no quiere decir que no ayude cuando tengo la posibilidad, pero creo que hay otras formas mejores de ayudar pues al hacerlo estaría fomentando un círculo vicioso que no les beneficia a las personas que sobreviven pidiendo dinero en la vía pública, pero si a quienes se aprovechan de ellas lucrando con su necesidad. 

En todo México ha aumentado de forma alarmante la cantidad de limpiadores de parabrisas, malabaristas y tragafuegos, migrantes con sus familias pidiendo apoyos en los topes, franeleros y porteros en los Oxxos y en las calles donde hay oficinas y hospitales, señoras vendiendo artesanías y tes en plazas, parques y mercados, madres cargando niños y vendiendo mazapanes, chavos ofreciendo paletas y pulseritas de hilo, hombres en andrajos y sin ningún aseo ya perdidos en el efecto de las drogas y que simplemente van deambulando y pidiendo una moneda.

La pobreza extrema ha crecido como nunca al igual que la delincuencia y aunque ambas situaciones no necesariamente están ligadas una con la otra como algunos afirman la realidad es que han empeorado las condiciones del país causando que tanto pobres como delincuentes se multipliquen y que crezcan en número donde sientan que tienen menos competencia y eso no es por casualidad.

Suscribete da click en la campanita

Los apoyos sociales son necesarios sin duda para una gran parte de la población, pero no sin invertir en educación, en salud, en capacitación, en crear oportunidades de trabajo para que las personas puedan por sí mismas salir adelante de manera digna y no solamente estirando la mano.

La mayoría de los gobiernos se hacen de la vista gorda con las actividades ilegales, algunos hasta cínicamente afirman es una forma de redistribución social. Ahora llevamos años en los que todos los días desde el megáfono más grande de México se fomenta la idea que no hay para qué estudiar o trabajar para superarse y que si ya tienes un par de zapatos y para comer hoy no necesitas más porque “el dinero es la fuente de todos los males”, “y que tampoco nos vengan con eso de que la ley es la ley”, ese es un discurso que busca condenar a la gente a la miseria y a la ignorancia, al resentimiento social y al cinismo moral pues eso es muy conveniente para condicionar y controlar a la gente a que sobrevivan en este sistema que entrega dinero a cambio de votos y de estar disponibles para el acarreo como porristas o como golpeadores de los rivales políticos según se necesite. 

¿Ustedes qué opinan?

Resumen
Hace tiempo dejé de regalar dinero en la calle - Por Omar Castrejón
Nombre del artículo
Hace tiempo dejé de regalar dinero en la calle - Por Omar Castrejón
Descripción
En todo México ha aumentado de forma alarmante la cantidad de limpiadores de parabrisas, malabaristas y tragafuegos, migrantes con sus familias pidiendo apoyos
6enpunto.mx
6enpunto.mx
Suscribete da click en la campanita

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.