¿Hacia dónde vamos? – El vicio del poder

112
El vMás allá de la traición - El vicio del Podericio del poder
6inbound.com

Por Eduardo Santamaría.- El pasado 16 de Septiembre, el gobierno de México recibió con bombo y platillo al Presidente de Cuba, Díaz Canel. Dicha visita, generó una gran polémica e insatisfacción en la mayoría de los mexicanos, por una gran y sencilla razón. Porqué a lo largo de estos tres años, López Obrador ha repetido en varias ocasiones que su gobierno es humanista, que en su gobierno ya no se vulnera los derechos humanos y que siempre respetaría la soberanía de los Países y la no intervención. Sin embargo, el gobierno mexicano le extendió la alfombra roja al régimen de Cuba, un régimen en donde se comete todo lo que el gobierno mexicano, prometió defender y respetar. ¿Entonces por qué se invitó al Presidente Díaz Canel? porqué en el fondo, López Obrador se identifica con las posturas radicales de los regímenes autoritarios de América Latina.

Cuando López Obrador era candidato presidencial, tomaba el discurso populista y demagógico de la izquierda latinoamericana, y ahora que López Obrador está en la presidencia, copia a grandes pasos los modelos dictatoriales de Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua. Y basta con ver lo ocurrido durante estos tres años, donde se puede llegar a la conclusión de que este gobierno desecho la idea de un gobierno democrático, humanista y respetuoso, y cada vez adopta con mayor fuerza la idea de un régimen totalitario, dictatorial y despótico.

Antes de que López Obrador llegará a la presidencia, gran cantidad de analistas, periodistas y políticos decían que en México no se podía instalar una dictadura. A mi parecer se equivocan. Si bien hoy en día México no es una dictadura, la idea se mueve a pasos agigantados para que eso ocurra. Y por mencionar algunos ejemplos para prueba de ello; se ataca sistemáticamente desde el púlpito presidencial a los medios de comunicación, se descalifica desde el púlpito presidencial a periodistas, analistas políticos y a jueces. Desde el púlpito presidencial, no se respeta la división de poderes ni a los organismos autónomos, desde el púlpito presidencial se desconoce a organizaciones civiles, se utiliza de manera facciosa a las instituciones de justicia para perseguir e intimidar opositores, y la más grave de todas, desde la máxima tribuna de este país que es la mañanera, se polariza y se divide a la sociedad.

6inbound.com

Entonces estos son indicios del modelo represor y autoritario al que nos quiere llevar López Obrador y su partido. Y una visita del dictador cubano Díaz Canel, no hace más que confirmarlo.

México repudio la llegada del Presidente de cuba y el pueblo mexicano se sintió ofendido. Se sintió ofendido porqué el gobierno mexicano respaldó el discurso mentiroso y manipulador del régimen cubano, mientras que sobre la grave crisis que vive cuba tanto en derechos humanos, como de bienestar no se dijo absolutamente nada. No se habló sobre las graves violaciones que sufre el pueblo de cuba por el régimen de Díaz Canel, no se hablo sobre la represión que padece todo aquel que se atreve a hablar mal del gobierno, no se habló sobre la peor crisis económica de Cuba de los últimos 30 años, no se habló sobre los millones de cubanos que huyen de su país y tampoco se habló sobre los encarcelamientos y asesinatos a opositores del gobierno Cubano.

Lo que si dijo el presidente López Obrador con total cinismo e irresponsabilidad, fue el supuesto bloqueo económico a Cuba por parte de Estados Unidos. Fue una hipocresía descarada mencionar ese supuesto bloque económico de EU. Es importante no caer en la trampa de convertir este debate en una cuestión económica, porqué no lo es. La producción en Cuba está hundida simple y llanamente porque la isla ha sufrido 70 años de comunismo. Y el hecho de que la economía funcione mejor o peor, o el hecho de que Estados Unidos tenga una u otra forma de relación comercial con la isla, no justifica en lo absolutos las reiteradas violaciones de los Derechos Humanos que ha perpetrado y sigue perpetrando el “castrismo” desde 1959 hasta hoy.

México no aspira a tener una dictadura como Cuba, como Venezuela o como Nicaragua, y es por eso que los mexicanos no vamos a permitir que la historia se repita.

Resumen
¿Hacia dónde vamos? - El vicio del poder
Nombre del artículo
¿Hacia dónde vamos? - El vicio del poder
Descripción
México no aspira a tener una dictadura como Cuba, como Venezuela o como Nicaragua
Autor
6enpunto.mx
6enpunto.mx
6inbound.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.