En respuesta a la Marcha por la Familia, alrededor de 600 ciudadanos se dieron cita en la Plaza de Armas de Querétaro, a fin de exigir respeto hacia la comunidad LGBTI y un alto al discurso de odio contra ellos.

Con cartulinas, mantas y pancartas pidieron además tener derecho al matrimonio igualitario y a que no exista más homofobia en la entidad.

Durante la concentración, Alejandra Martínez, representante de Aquesex; indicó que diferentes organizaciones presentarán acciones legales contra funcionarios públicos y legisladores de Querétaro que participaron en la Marcha por la Familia, donde a su parecer, se provocó odio hacia las personas con preferencias sexuales diferentes.

QUERETARO COINCIDE EN REINVENTAR
VOCERÍA COVID-19

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.